Menu

Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres

Estimados/as vecinos/as:

         Hoy 25 Noviembre se celebra el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999. Un país hermano de los vecinos de San Agustín, La República Dominicana, con el apoyo de 80 países, propuso esta fecha por motivo del asesinato de las Hermanas Mirabal (ocurrido este día hace ahora 53 años). Entonces se acordó una resolución con una frase decisiva “debemos estar unidos para poner fin a la violencia contra las mujeres”. Hoy en 2013 todavía hay muchos países que no se han sumado a esta declaración.

         San Agustín, un año más, se suma a esta iniciativa con las celebración de numerosos actos, que no solo se han centrado en la lectura de este manifiesto, sino que durante las últimas semanas ha comprendido también la realización de talleres de concienciación, conferencias, espectáculos de danza… El concurso de eslóganes entre nuestros alumnos del los colegios y del IES ha sido una de las actividades más acertadas. Ha implicado la participación de muchos alumnos y alumnas. El premio ha recaído, muy acertadamente, en el eslogan: “MEJOR NINGÚN TRATO QUE UN MAL-TRATO”, de una alumna de 6º del Infanta Leonor.

Pero lo más importante que hemos conseguido durante todos estos días de conmemoración ha sido, con la ayuda de la Comunidad Educativa, hacer reflexionar a padres, profesores y alumnos sobre este problema que nos afecta cada día y que a veces creemos que es ajeno a nosotros, pero como sociedad es imposible que nos sintamos ajenos.

Debemos estar verdaderamente comprometidos con la igualdad real entre hombres y mujeres y tener tolerancia cero con el maltratador. Ningún maltrato puede justificarse, aunque haya sociedades y personas que lo quieran camuflar con argumentos costumbristas o religiosos.  

         En todo el mundo, en los países ricos y pobres, las mujeres son víctimas de maltrato físico, trata de personas, violación y asesinato. Son motivo de venta, esclavitud o de matrimonios concertados. El pasado fin de semana, hemos escuchado en San Agustín testimonios desgarradores sobre mutilaciones tremendas escondidas bajo ritos que solo tienen una finalidad: anular la voluntad de las mujeres por el simple hecho de ser mujer

         Esas violaciones de los derechos humanos no sólo dañan a individuos, sino que además socavan el desarrollo, la paz y la seguridad de sociedades y pueblos.  En muchísimos lugares la violación todavía acarrea un estigma que disuade a las mujeres de acudir a los tribunales de justicia. En algunos países, las mujeres son víctimas de brutalidad por partida doble: en primer lugar, durante la comisión del propio delito; y luego, a través del sistema judicial, que se les pueden imputar falsos cargos de "adulterio" con la posibilidad de castigo ulterior. En países a menos de cuatro horas de avión de España, la sola sospecha de adulterio declarada como testigo por otro hombre, que el marido en muchos casos prepara, supone una justificación legal para matar a su esposa. Si ya trasladamos estos casos a la situación de las mujeres en los conflictos armados, el problema se multiplica.

         La Comunidad de Madrid, en colaboración con los Ayuntamientos, está demostrando este firme compromiso manteniendo los presupuestos dedicados a los programas de mujer. Y ya sabemos que para el 2014 se mantendrán, a pesar de los problemas financieros que tenemos, todas las instituciones.

         Nosotros ,gracias a estos programas y financiación de la Comunidad de Madrid, desde la Casa de la Mujer de San Agustín no sólo se atiende a mujeres y familias de nuestro pueblo, sino que en muchos casos ayudamos a mujeres de otros municipios. El gran compromiso y profesionalidad de las mujeres que allí trabajan nos han permitido ayudar de manera real y efectiva a muchas mujeres que, aunque nos parezca mentira que existan casos a nuestro alrededor, necesitan que las protejan social, emocional y, a veces, policialmente.

         Cuando se formó este gobierno en 2011 se creó una delegación específica de Mujer a cargo de María Iturbide, Seguiremos con el fuerte compromiso de mantener esta protección y los programas que desde dicha Concejalía tenemos en marcha, dando continuidad a los mismos y mejorándolos.

         Esta tarea no debe ser solo una tarea que se manifieste un día al año; todos nosotros, hombres y mujeres, legisladores, jueces, fuerzas de seguridad del estado, ciudadanos, líderes de cualquier comunidad y dirigentes políticos, tenemos la responsabilidad de contribuir a poner fin a la violencia contra las mujeres. Los Estados deben cumplir sus compromisos de prevenir la violencia, llevar ante la justicia a los autores y ofrecer protección a las víctimas.

         Por ello cada uno de nosotros debe transmitir este mensaje en nuestro entorno familiar, en nuestros lugares de trabajo y en nuestras comunidades, a fin de que cesen de una vez los actos de violencia de cualquier tipo contra la mujer.

A los vecinos de San Agustín os pido especialmente que seamos un ejemplo al respecto y ayudemos, sobre todo desde nuestros propios hogares, en la educación de nuestros hijos de manera activa y solidaria para acabar de una vez con esta lacra social.

Deseo de corazón que, no tardando mucho tiempo, la celebración de este día no sea necesaria por haber conseguido erradicar por siempre este problema.

 Juan Figueroa

 

 

volver arriba

Contacto

Plaza de la constitución, 1
Teléfono: 918.418.002
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

logocontexto125 92