Menu

Semana de la Salud: Hablemos de la Depresión

 

El próximo 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo el lema: “Hablemos de depresión” con el fin de concienciar y prevenir los trastornos depresivos en la población, así como contribuir a la reducción del estigma de los trastornos mentales.

Los trastornos depresivos se caracterizan por alteraciones en el estado del ánimo que afectan de forma importante a la vida de las personas. Sentirse triste, tener pensamientos negativos o problemas de sueño, no significa siempre padecer depresión, es necesario un deterioro en las esferas vitales de la persona (trabajo, familia, relaciones sociales), siendo importante estar alerta ante los primeros signos y síntomas para solicitar ayuda especialista evitando de este modo su cronicidad.

En los adultos, síntomas como el ánimo deprimido, la tristeza o el llanto frecuente, la anhedonia (o la falta de interés por actividades placenteras, el insomnio así como otros signos que producen en la persona cambios negativos en su calidad de vida, hacen pensar en la posibilidad de padecer este trastorno.

En los niños y adolescentes los síntomas que pueden indicar la presencia de este trastorno se centran más en cambios en el comportamiento, irritabilidad, pesadillas, bajo rendimiento académico, etc.

El tratamiento antidepresivo incluye siempre una atención médica individualizada. En el tratamiento farmacológico se incluyen los ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina), los antidepresivos tricíclicos, la venlafaxina y los IMAOS (inhibidores de la monoaminooxidasa). El tratamiento psicológico ha demostrado su eficacia complementaria al tratamiento farmacológico y utilizado de forma única. Las principales psicoterapias son las terapias conductuales como el “Programa de actividades agradables”, el “Curso de afrontamiento de la depresión” (ambos de Lewinsohn), la “Terapia de autocontrol (Rehm)”, la “Terapia de solución de problemas (Nezu)” y las terapias cognitivas. También se pueden utilizar terapias interpersonales, terapia de aceptación y compromiso o terapia basada en el mindfulness.

 También los cambios estacionales pueden influir negativamente en el estado de ánimo. El buen tiempo, el mayor número de horas de luz en primavera y verano suele hacer que el estado de ánimo sea mejor, sin embargo, el frío, las lluvias y la mayor oscuridad diurna provocan lo que se conoce como depresión invernal o Trastorno Afectivo Estacional (TAE). Este problema afecta al 30% de la población, especialmente en zonas geográficas donde las diferencias estacionales son importantes. Suele comenzar durante la adolescencia o en la edad adulta y afecta a un mayor número de mujeres que de hombres. Su pronóstico generalmente es bueno, aunque es cierto que algunas personas tienen TAE durante toda su vida.

Los especialistas asocian este trastorno con el aumento de la melatonina, una hormona que el cerebro genera en mayor cantidad en épocas en las que hay menos luz solar, responsable de la regulación de la temperatura corporal, el apetito y el sueño, y, al mismo tiempo, se reduce la secreción de su hormona opuesta, la serotonina, que influye directamente en el estado de ánimo. Uno de los tratamientos del TAE es la fototerapia o exposición a una lámpara con luz muy brillante que imita la luz solar.

La OMS recomienda los programas de prevención para reducir la depresión. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, incluye en su estrategia de promoción de la salud y prevención, el fomento del “Bienestar emocional” mediante el manejo de las emociones positivas, evitando el estrés, mejorando la autoestima, mejorando las relaciones interpersonales, aprendiendo a solucionar problemas y toma de decisiones, y favoreciendo los hábitos saludables higiénico dietéticos.

En cuanto al TAE, a pesar de la dependencia que tiene con la estación climatológica, además de lo anterior, se puede mejorar aumentando la iluminación tanto del espacio laboral como del hogar. El consumo de alcohol o drogas empeora la depresión. Es muy importante dedicar al sueño las horas necesarias y aumentar las actividades físicas, deportivas o toda actividad que produzca bienestar.

Más información:

Acceso directo a “Bienestar emocional” del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad:

http://www.bemocion.msssi.gob.es/emocionEstres/tristeza/home.htm

Acceso directo a la campaña de la OMS 2017 “Hablemos de depresión”:

http://www.who.int/campaigns/world-health-day/2017/es/

 

volver arriba

Contacto

Plaza de la constitución, 1
Teléfono: 918.418.002
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

logocontexto125 92