DE QUÉ HABLO CUANDO HABLO DE CORRER

Hoy os vamos a hablar del escritor japonés Haruki Murakami (Kioto, Japón, 1949) y su libro «De qué hablo cuando hablo de correr”. Murakami empezó a correr tarde, con 33 años. Y ya no ha parado. Os animo a que lo leáis y empecéis el año con las pilas recargadas.

Empezó a correr por lo mismo que todos: quería salir del bucle compuesto por vida sedentaria-aumento de peso-falta de aire cuando se hace un esfuerzo. Y algo más, el tabaco. «Fumaba 60 pitillos al día. Los dedos me amarilleaban y todo el cuerpo me apestaba a tabaco», argumenta el escritor de obras como Tokio blues o After dark.

Este relato es a la vez pasional, inteligente y didáctico. De hecho, se ha convertido en un acicate para los que quieran correr. Y también para aquellos que no les motiva: el texto te incita a ponerte las zapatillas e intentarlo. Y también para los que no han hecho footing en su vida ni tienen la más mínima intención de practicarlo: la calidad literaria merece una lectura.

print